0

Los agricultores mantienen su compromiso de sustituir el agua subterránea por la superficial una vez se haga efectiva la transferencia al Condado

1 junio, 2013

jun 01

Balsa de Lucena

Balsa de Lucena del Puerto, desde donde llegará el agua procedente de la Cuenca Atlántica para, posteriormente, transferirla a la del Guadalquivir.

Los agricultores beneficiarios de las obras del proyecto “Modernización y consolidación de los regadíos del Condado” –comúnmente conocido como las obras de la transferencia– mantienen su compromiso de sustituir el agua subterránea por la superficial una vez que las nuevas infraestructuras ya estén en marcha. Este fue un requisito impuesto por las Administraciones implicadas y aceptado por escrito por cada uno de los futuros usuarios de agua superficial.

Gracias a las obras de transferencia los agricultores podrán sustituir los recursos hídricos subterráneos por agua superficial en un total de 858 hectáreas, propiciando así la recuperación y estabilidad del acuífero 27 y, por ende, de los humedales del Parque Nacional de Doñana. Estas obras significarán la consolidación y modernización del uso del agua y bajo ningún concepto admitirán nuevas hectáreas de regadíos en la comarca.

Por otro lado, las obras de “Modernización y consolidación de los regadíos del Condado”, que están a la espera de la emisión de la Declaración de Impacto Ambiental por parte del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, cumplen rigurosamente con el Plan de Ordenación Territorial del Ámbito de Doñana (POTAD) y con el Plan Especial de Regadíos de la Corona Norte de Doñana, por lo que no afectarán a zonas forestales o de secano, ni se ampliarán las zonas de regadío ya que el proyecto pretende consolidar las ya existentes. Se trata de un cumplimiento que cualquier interesado puede corroborar solicitando la documentación del proyecto a la propia Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado o a los diferentes organismos competentes.

La Plataforma asegura que “el compromiso del sector agrícola ha sido firme desde el primer momento” y que “los agricultores no sólo no han dudado en sustituir el agua subterránea por la superficial, sino que además es su deseo hacerlo ya que supone una mayor garantía para sus cultivos”.

La Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado está integrada por Interfresa, Freshuelva, la Comunidad de Regantes El Fresno, COAG, Asaja, UPA, Faeca y la Asociación de Empresarios de Almonte, así como por los Ayuntamientos de Moguer, Lucena del Puerto, Bonares y Rociana del Condado, y sus respectivas asociaciones de agricultores, además de por Bonafru, Costa de Huelva, Cuna de Platero, Frutas de Bonares, Grufesa, Frutas Hermanos Pulido, Las Posadillas, SAT Condado, Perlahuelva, Agromolinillo, y los sindicatos UGT y CC OO.

Deja un comentario